masaje sensual

Masaje SENSUAL ❤️ Cómo hacer disfrutar a tu pareja

En algún momento de nuestras vidas todos hemos deseado saber hacer un masaje sensual a nuestra pareja. En este artículo te explicaremos cómo hacerlo y te daremos las claves para que tu pareja se enamore de tus manos…

Desde que nacemos la comunicación por medio del tacto es fundamental para crecer sanos a nivel físico y emocional. Durante toda nuestra vida el contacto físico con nuestros seres queridos es muy importante para nuestro equilibrio y para sentirnos apreciados, todos necesitamos tocar y ser tocados.

De igual modo, para mantener viva la llama y el amor en nuestra relación de pareja es muy importante que nos acariciemos, nos abracemos, demos paseos cogidos de la mano… En definitiva, que toquemos amorosamente a nuestra pareja para mantener un fuerte vínculo y sentirnos cerca de ella.

Un masaje relajante es la mejor forma de mostrarnos este afecto y establecer una fuerte conexión física y emocional que hará nuestra relación mucho más cálida, amorosa, sensual y placentera.

El principal lenguaje del Amor ❤️ es el contacto físico

¿Cómo hacer un masaje relajante y sensual?

masaje sensual

¿Podré dar un buen masaje a mi pareja?

Te aseguro que ella o él se derretirá con tu masaje. No hace falta que seas masajista profesional para masajear a tu pareja, aprender unos pases de masaje básicos es muy fácil, el resto es poner muchas ganas y sensibilidad y enfocarte en disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja. Además, tienes una gran ventaja, estás enamorado de ella, te encanta su piel, su aroma, su cuerpo… Nadie le dará masaje como lo haces tú.

Si quieres puedes acceder gratis a cuatro videotutoriales de introducción al Masaje On 

¿Cuándo dar masaje a tu pareja?

Si ambos lo deseáis cualquier momento es bueno para dar un masaje sensual a tu pareja y compartir vuestra energía y amor, bien en la mañana al despertar cuando no tengáis obligaciones ni prisa por salir de casa, o por las noches antes de dormir, o bien preparar una velada romántica en la que el masaje sea el aliado perfecto para culminar la noche, relajarse, divertirse y compartir momentos íntimos de conexión.

Preparar el ambiente

Crear un ambiente adecuado y propicio es muy importante para que el masaje sea una experiencia memorable y placentera para todos los sentidos.

Es ideal que el lugar tenga el suficiente espacio para que puedas moverte con facilidad y estéis cómodos en las diferentes fases del masaje. La mayoría de parejas piensan que la cama es un buen lugar para darse masaje, pero la mejor forma es preparar un espacio sobre una alfombra en el suelo del salón o utilizando algún puf o unas mantas donde sentiros cómodos, el Masaje On es la mejor forma de dar un masaje sensual a tu pareja, si quieres descubrirlo haz click aquí. También la temperatura de la habitación donde vamos a realizar masaje es muy importante. Cuando recibes masaje, el cuerpo se relaja y la temperatura interna del mismo tiende a disminuir, por lo que es conveniente mantener la habitación con una temperatura cálida, lo ideal sería unos 25 grados.

El sentido principal que actúa durante el masaje es el del tacto, pero debemos favorecer una estimulación relajante para todos los demás sentidos. Para ello nos ayudará el poner una música suave y relajante de fondo, bajar la iluminación o utilizar la luz tenue de unas velas, el aroma de un poco de incienso que no sea muy fuerte sino más bien suave, (quizás unas velas aromáticas sean una buena opción). Todo esto creará una atmósfera propicia que potenciará el efecto del masaje, y por supuesto apaga el teléfono móvil, nada debe interrumpir vuestros momentos de disfrute y máxima conexión.

¿Cómo debe ser tu toque durante el masaje?

Cuando estás dando un masaje sensual la forma en que tocas a tu pareja es muy especial, con tu tacto debes transmitir tanto Amor como deseo. Es importante que te enfoques completamente en lo que estás haciendo y sientas dentro de ti mismo las sensaciones que quieres transmitir. A veces tus sensaciones serán de Amor y ternura, otras de pasión y deseo, debes poner toda tu intención en lo que sientes porque aquello que sientes lo estás transmitiendo a tu pareja. Cuando te enfocas de esta forma, estaréis disfrutando tanto el que da masaje como el que lo está recibiendo.

El masaje debe ser suave, lento y envolvente, mediante fricciones con la palma de las manos abarcando bien la zona donde estés en cada momento. Debes estar atento a las señales que te envía el cuerpo de tu pareja, si se le eriza la piel, si gime o suspira profundamente, son señales que indican que se está sintiendo bien y reclaman más atención en esa zona. Quizás sea el momento de pausar la fricción justo ahí y aumentar un poco más la presión en esa zona pero sin pasarte, y entonces proseguir con la fricción suave hacia otra parte para luego volver a la misma zona y repetir la pausa y el movimiento anterior, repitiendo y prolongando así las sensaciones.

Fluye, juega y sé creativ@

Es importante que fluyas durante el masaje. Para ello, ve cambiando las técnicas o la forma en que masajeas para que no se convierta en algo monótono y aburrido. También es divertido intercambiar los papeles y que el masajeador luego también sea masajeado. Durante el masaje podéis improvisar e ir explorando y experimentando formas distintas en que hacer los pases, para que se sienta delicioso y consiga derretir a tu pareja.

La cama no es un buen lugar para dar masaje

La mayoría de personas piensan que la cama es un buen lugar para dar masaje porque en esa posición bocabajo lo haría un profesional en una camilla. Pero la cama es mucho más blanda que una camilla y se hundirá bajo el peso de nuestros cuerpos, por lo que no estaremos cómodos. Por otra parte, las personas que dan masaje en la cama suelen sentarse encima de su pareja y eso tampoco es nada cómodo ni sensual.

En este post que te recomiendo que leas, te explico detalladamente cuál es la mejor forma de dar un masaje  relajante, erótico y sensual.

Secuencia básica para hacer un masaje relajante y sensual

Si has leído el post que te recomendé de por qué no dar un masaje en la cama, ahora ya sabes cuál es la mejor posición para dar el más fabuloso masaje relajante y sensual a tu pareja.

Masaje de espalda

Masajear la espalda es sin duda un buen comienzo para empezar a relajar a nuestra pareja. Empezaremos aplicando el aceite como hemos indicado anteriormente. La técnica básica es realizar fricciones con las palmas de las manos a ambos lados de la columna. Así subimos hacia el cuello y al llegar a esa altura abrimos las fricciones hacia los hombros envolviéndolos con nuestras manos. Y luego retrocedemos suavemente para volver otra vez a subir.

Otra técnica que podemos hacer es trabajar primero un lado de la espalda haciendo fricciones con una mano detrás de otra. De esta forma vamos friccionando por la musculatura que hay junto la columna sin presionarla. Subimos dirección hacia el cuello y abrimos hacia el hombro una mano tras otra profundizando en la musculatura y envolviendo el hombro. Trabajaremos primero un lado de la espalda y luego el otro.

Masaje de brazos 

Podemos continuar el masaje de espalda haciéndolo extensivo hacia los brazos. Para ello, cuando estemos envolviendo los hombros continuaremos con la fricción bajando por sus brazos hacia sus manos y volveremos a subir suavemente hacia sus hombros para bajar otra vez hacia sus manos. También, podemos prolongar el movimiento de subida hasta la altura del cuello donde volveremos a bajar por sus hombros hacia los brazos y manos otra vez haciendo este movimiento de ida y vuelta varias veces hasta que subiendo hacia sus hombros volvemos a enlazar de nuevo con el masaje en la espalda.

Zona lumbar y glúteos 

Viniendo del masaje de espalda podemos enlazar con los glúteos. La técnica consiste en ir haciendo presiones con las palmas de las manos sobre la musculatura a ambos lados de la columna. Así iremos bajando, presionando de forma alterna desde la mitad de la espalda hacia sus glúteos. No tengas prisa, hazlo despacio profundizando en la presión con el peso de tu cuerpo de forma amable. Ve haciendo presiones caminando suavemente como un gato por su espalda, llega hasta la zona de los glúteos y luego vuelve a subir. Quédate más tiempo presionando su zona lumbar y glúteos, esta técnica es muy agradable y ayuda a aliviar la tensión y el dolor en la espalda baja.  

 

 

A partir de aquí, si queréis continuar con un masaje erótico y sensual completo, podrías empezar a masajear la parte delantera de su cuerpo completamente. Así, masajea primero sus muslos, abdomen y pecho por este orden. La técnica básica sería la misma, es decir, emplear fricciones envolventes hacia arriba moldeando el contorno de su cuerpo suavemente. 

Conclusión

En cualquier caso, lo más importante es que tu pareja se esté sintiendo muy bien con tu masaje. Observa las señales que te envía su cuerpo y pregúntale a ella si le está gustando y cómo le gusta más. Incluso si ambos habéis llegado a un punto en el que estáis muy excitados, puede ser el momento de llevar vuestro masaje mucho más allá…

Recuerda que un masaje ya sea relajante, romántico o un masaje sensual, es un acto de amor para compartir y conectar física y energéticamente con tu pareja, así que pon todas tus ganas, todo tu Amor y fluye…

2 Comentarios
  • eva
    Posted at 23:52h, 13 mayo Responder

    me encanto este articulo

    • smelchorg
      Posted at 17:15h, 14 mayo Responder

      Hola Eva,

      Nos alegra saber que te ha gustado y te es de utilidad este artículo.

      Un saludo,

Publicar un comentario

css.php